Análisis de Abzu

Giant Squid Studios y 505 games nos traen Abzu, una preciosa experiencia bajo el mar que sigue los pasos de Journey en muchas de sus mecánicas y planteamiento pero que aprende de este último para ofrecer un juego que se siente aún más inspirado. Con una fuerte inspiración en la mitología sumeria y el mito del océano cósmico nos pondremos en la piel de una buceadora que despierta en medio del océano y debe explorar el mar descubriendo las ruinas de una antigua civilización con una conexión simbólica con los océanos. Durante nuestro viaje, seremos guiados por un tiburón blanco que nos llevará hasta unos pozos que, al activarse, devuelven la vida a los mares de las cercanías. Aclarar que no esperéis diálogos, cinemáticas o similares aquí, ya que la historia se cuenta sin un solo diálogo y es completamente ambigua. 

Apartado técnico

La belleza del océano:

Sí bien Abzu no es un portento gráfico en cuanto a potencia como tal (más si tenemos en cuenta que originalmente se lanzó en 2016) lo compensa de sobra con el diseño artístico que posee. Estamos ante un título que sin duda entra por los ojos, ofreciendo preciosos entornos en los que querremos perdernos y explorar para admirar cada detalle del mismo. Desde ruinas hasta enormes extensiones de agua, todo el juego está mimado al milímetro para ofrecer una experiencia única, a lo que ayuda mucho el hecho de no contar con ningún problema técnico perceptible, ni bajones bruscos de fps ni bugs en las horas que nos ha llevado completarlo. Y decir enormes extensiones de agua no es para nada una exageración, hay varios momentos en los que da la impresión de que estamos ante un auténtico océano con mapas bastante grandes para lo que aparenta el título.

https://steamcdn-a.akamaihd.net/steam/apps/384190/ss_b5138022d32b69aa5157630dee665433934017d7.1920x1080.jpg?t=1491246242

Una banda sonora memorable:

Hablando del apartado sonoro, no hay ninguna pega en absoluto. La banda sonora está compuesta, dirigida y producida por Austin Wintory, el cual ya había trabajado en la banda sonora de Journey y se nota en las preciosas melodías que ambientan tanto la exploración del mar, la tensión de ciertos momentos y la emoción de muchos otros. No se quedan atrás sus suaves efectos de sonido, que ponen los pelos de punta en ciertas ocasiones y dan el acabado perfecto a todo el conjunto y funcionando también de forma sobresaliente. Añadir que esta versión de Nintendo Switch funciona perfectamente si la comparamos con sus contrapartes de otras plataformas y que no tiene nada que envidiar en potencia y funcionamiento, tanto la versión portatil como la de sobremesa son ante todo fluidas y se disfrutan de forma excelente.

En cuanto al doblaje, al ser un juego sin diálogos, no es que haya mucho que traducir, pero los pocos textos del juego están en español. Aunque ligero tirón de orejas ya que hay un par de textos sueltos que se han quedado en inglés. 

Jugabilidad

Abzu es un juego que busca ante todo la sencillez en su jugabilidad para ser accesible a todos, tenemos tan solo un puñado de comandos que aprenderemos en pocos minutos y que nos servirán para toda la partida. Esto, que podría sonar como algo problemático para algunos, es en realidad uno de sus mayores aciertos jugables para representar parte de lo que hace tan disfrutable a este título, su grandeza radica en la sencillez de sus elementos, la cuál permite que nos centremos en lo que verdaderamente importa.

La grandeza de Abzu brilla por sus detalles:

Estamos ante un título de aventuras y puzles en el que tendremos que avanzar por ruinas marítimas divididas en distintas secciones, en cada una de estas debemos explorar nuestro entorno para descubrir como avanzar y contaremos con la ayuda de unas máquinas que podemos ir recogiendo y que servirán para eliminar ciertos obstáculos, además suele haber sencillos rompecabezas que resolver para poder avanzar, aunque de nuevo y de la mano con el control, no cuentan con una dificultad muy elevada y atascarse en ellos es prácticamente imposible para no perder el ritmo del juego.

Y por supuesto los amantes de Journey estarán encantados de saber que esas magníficas secciones en las que recorríamos la arena deslizándonos han vuelto, esta vez en forma de corrientes marinas, que son unas de las partes más memorables del juego y donde más salen a relucir sus puntos fuertes.

Imagen de Abzu con peces

Alternativamente a esto hay algunas cosas más que hacer, podremos meditar en ciertas estatuas para observar la vida marítima y en cada zona del juego habrá repartidos algunos coleccionables que podremos tomar nuestro tiempo en encontrar si así lo deseamos. Estos detalles junto a ciertos murales repartidos por el mapa que nos dan ligeras pistas sobre el trasfondo de su historia y hacen recomendable que tomemos nuestro tiempo en buscarlos para entender algo mejor que está pasando ( aunque otra de las intenciones del juego es que la historia sea tanto ambigua como abiertamente interpretable así que no esperéis demasiadas respuestas)

             meditando     mural

 

Por último cabe decir que morir en Abzu no es posible, de nuevo por su intención de no frenar nunca el ritmo del juego, por lo que la dificultad en este sentido es directamente nula.

Duración

Definitivamente no estamos ante un juego que podamos considerar largo, terminarlo nos puede llevar unas 3 horas si no nos paramos demasiado a explorar y vamos al grano y unas 4-4:30 si nos lo tomamos con calma para descubrir todo lo que tiene por ofrecer, unido a esto está el hecho de que re-jugar el juego no ofrece nada nuevo más allá de recoger todos los coleccionables o repetir la experiencia. Aunque es más largo que Journey, la anterior experiencia que ofrecía la compañía, sigue sin poder competir con los monstruos de hoy en día en cuanto a duración. Aunque tampoco lo necesita, Abzu es una experiencia completa y cerrada que no requiere de más tiempo, una mayor duración más que ayudar, habría empeorado la experiencia extendiéndola más de la cuenta. 

Conclusión

Abzu es una pequeña obra de arte (Disponible en formato digital por 20€). Este concepto de juego ya se exploró por parte de Giant Squid Studios hace unos años con Journey en 2012, juego que fue muy aclamado tanto por crítica como por los jugadores, y en esta ocasión esa idea ha evolucionado en un título muchísimo más funcional y que deja si cabe aún mejor sabor de boca. Su precioso diseño artístico, banda sonora y funcional jugabilidad compensan de sobra la aparentemente negativa duración, que no resiente demasiado su acabado. No es un juego enorme con cientos de mecánicas para mantenernos enganchados cientos de horas, ni lo necesita.

*Nota: Agradecemos a 505 games el código del juego y material para esta review.

8.5

Lo Mejor

  • -Precioso diseño artístico.
  • -Banda sonora memorable.
  • -Jugabilidad sencilla y facil de dominar.

Lo Peor

  • -Escasa duración y poca rejuabilidad.
  • -Algunos puzles se pueden hacer demasiado sencillos y ligeramente repetitivos,
9.5 Apartado Técnico
8.5 Jugabilidad
7.5 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Nintendo aún? Regístrate aquí.


1 Comentario
  1. Splash!
    5 diciembre, 2018 en 14:32

    2h y poco me duró a mi en Xbox One. Suerte que lo jugué por el game pass. Eso si, es un juego preci… https://t.co/PfpILHjTgd

     RESPONDER 

Deja una respuesta

Análisis de Abzu

por Luna Vega tiempo de lectura: 5 min
1